Puños y Antebrazos: Elementos Indispensables en un Taekwondo Integral

Sé que debía acabar de escribir primero un artículo que os prome´tí sobre los distintos certificados que hay en Taekwondo y su significancia e importancia, pero hay un tema que me viene atormentando desde hace días. Bueno, tampoco exageremos el que me atormente. Para suavizarlo, digamos que no deja de darme vueltas por la cabeza.

La dinámica del puño desde la raíz hasta su foco. Del libro «Taekwon-Do: Nuevos Pumse» de Choi Won Chul, 1977

La semana pasada, bien en la página de facebook o en algún grupo de whatsapp, hubo gente que se molestó por unas fotos que compartí de la escuela de un amigo donde entrenaban con guantes de boxeo, casco y dobok y lo hacían con puños a la cara. Eso y luego por algún que otro vídeo del Maestro Lee Dong Hee quien practica en una linea similar.

Lo típico: «en Taekwondo no hay puños a la cara», «que si usan guantes de boxeo y el Taekwondo no es boxeo y no se pueden pegar puñetazos a la cara», etc. Básicamente, todos usaban el mismo argumento. De la misma manera, todos estaban juzgando lo que veían desde el prisma del Taekwondo puramente deportivo de la WT. Es decir, su visión del Taekwono está capada. Son incapaces de salir de la visión deportiva y aceptar que el Taekwondo tiene un arsenal de técnicas bestial donde encontramos desde todo tipo de puños a la cara, hasta barridos o empujones, pasando por codazos, rodillazos, pinchazos a los ojos con los dedos… en definitiva, tenemos prácticamente de todo.

Un día cualquiera y el entreno ya habitual en el Dojang del Maestro Lee Dong Hee

En otras palabras, ignoran todo lo referente a un Taekwondo más completo y enfocado a la defensa personal. Incluso alguien escribió que solo se podían usar las piernas y que con las piernas y la técnica deportiva estaba demostrado que era más que suficiente para defensa personal.

¡¡¡FALSO!!!

Si te rompen la distancia y no puedes recuperarla, ya estás. Si te acorralan en un cuartito pequeñito donde solo cabe una persona, ya estás. Podríamos estar toda la noche escribiendo situaciones en las que las piernas quedarían totalmente inutilizadas para usos en defensa personal. No amigo, no. Con las piernas no basta. Hay que ser más completo y también más abierto de mente.

Detalles del puño. Del libro «Taekwon-Do: The Art of Self-Defence» de Choi Hong Hi, 1965

Pero vayamos entrando en los puntos importantes. Conviene dejar claras las cosas.

El Taekwondo es un arte marcial. Se compone de tres palabras que traduciremos de manera muy simplificada para no alargarnos:

Tae: Pierna, pie, etc.
Kwon: Puño
Do: Camino

Es decir, tenemos un «kwon» puño. O sea, que el nombre del arte marcial en si mismo contempla el uso de los puños y manos. Entonces, ¿Con que criterio se nos ocurre afirmar que en Taekwondo no se pueden usar las manos ni, por ende, los puños?

Algunos de los diferentes tipos de puño. Del libro «Taekwon-Do: Nuevos Pumse» de Choi Won Chul, 1977

¿Tiene la gente claro que es esto del Taekwondo? porque la verdad, según que comentarios leo me hacen dudar mucho de que la gente tenga plena consciencia de que arte practica.

Otro punto importante: en siete de los nueve escudos de los kwanes fundadores hay un puño, y en el escudo original de la KTA también.

Escudos de las nueve escuelas fundadoras

Vamos a por el siguiente punto: agarrad el libro de Taekwondo que queráis de antes de los años 80 (incluso en algunos de los 80 todavía) y en todos, todos, todos, todos, todos, hay un apartado donde se destaca la gran importancia de trabajar con el Tallyon Ku (así escribe el Gral Choi en coreano el Makiwara japonés en su libro «Taekwon-Do: The Art of Self-Defence» de 1965) para endurecer nudillos, canto de la mano, antebrazos…

La importancia de la práctica con el Tallyon Ku. Del libro «Taekwon-Do: The Art of Self-Defence» de Choi Hong Hi, 1965

Y entonces, si no podemos usar los puños, ¿por qué esos maestros, en algunos casos maestros fundadores, daban tanta importancia a ese aspecto de la preparación? La respuesta es obvia: porque comprendían que para la práctica del Taekwondo se debía usar todo el cuerpo, tanto para defender como para atacar. Y en esos mismos libros podemos ver, por ejemplo, toda la variedad de puñetazos que estos maestros contemplaban en la práctica del arte.

Choi Hong Hi, Duk Sung Son, Hwang Kee, Choi Won Chul, Rafael Aso y Emilió Xifró, Suh Chong Kang, Sihak Henry Cho y muchos más que no voy a citar ahora, en todas las obras de estos maestros se destaca la necesidad de acondicionar los puños y antebrazos para su uso en defensa y en ataque.

Práctica de puño con el Tallyon Ku. Del Libro «Tae Kwon Do: Korean Karate» del Maestro Duk Sung Son, 2o presidente de la Chung Do Kwan

No me invento nada. Está todo allí en bibliografía antigua del Taekwondo y también en moderna. En el libro de texto de Kukkiwon por ejemplo. Lo podéis contrastar si queréis. Que luego la gente use guantes de boxeo para practicar estas técnicas, no lo convierte en boxeo. Usan esos guantes por la sencilla razón de no hacerse daño y para no causar daños a sus compañeros.

Para acabar, dejar claro que no estoy criticando el Taekwondo deportivo. El Taekwondo deportivo es como es y se practica como se practica debido a su evolución deportiva. Y sus resultados en el terreno de lo deportivo son excelentes. A algunos nos gustará más y a otros menos el punto en el que se encuentra ahora mismo, pero una cosa no quita la otra.

Como entrenar con el Tallyon Ku (aquí llamado Dan Ryon Gu). Del libro «Trabajo Especial de Piernas para la práctica del Taekwon-Do» de Rafael Aso y Emilió Xifró, 1981

Mi crítica, por llamarlo de alguna manera, va dirigida a toda esa gente que es incapaz de ver más allá de lo meramente deportivo y que dice que es o no es Taekwondo en base a lo que ven en el deporte. Y amigos, quedarse en el deporte es rascar solamente la superficie. Si todo lo que nos puede ofrecer el Taekwondo es lo que vemos en la faceta de deportiva de combate de la WT, que pobre que es el Taekwondo dirían algunos.

La importancia de la práctica con el Tallyon Ku. Del libro «Taekwon-Do: The Art of Self-Defence» de Choi Hong Hi, 1965

En resumidas cuentas, si para algunos de vosotros no se pueden usar puños en el Taekwondo, no los uséis. Yo seguiré usando mis puños, mis cantos de mano, mis rodillas, mis codos y mi cabeza si hace falta. La cabeza que nos sirve para golpear y también para pensar.

Ya solo nos faltaba eso, que los propios practicantes de Taekwondo nos digan que no se pueden usar los puños en nuestro arte marcial, uno de los más completos que existen.

La importancia de la práctica con el Tallyon Ku. Del libro «Taekwon-Do: The Art of Self-Defence» de Choi Hong Hi, 1965

©2021 Kilian Ballespí Escarp. Todos los derechos reservados sobre el texto.
Todas las imágenes son propiedad de sus respectivos propietarios y su uso en este artículo responde a motivos puramente ilustrativos.

Compartir esta entrada

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>